Logo estibaliz
Contacto
Logo estibaliz
Contacto

¿Sabías que darle vueltas a la cabeza provoca agotamiento y desgaste?

25 abril 2021
7 minutos

Me agobio muchísimo por cosas que realmente no tienen importancia.

Me como la cabeza y me paso días y noches dándole vueltas al mismo tema.

Me adelanto al futuro, imagino cosas que no han pasado y me monto mi propia película.

¿Te suena todo esto?

Pierdes mucho tiempo y energía en darle vueltas a las cosas:

- A que si ha pasado y alguien no me ha saludado

- A que si un compañero de trabajo me ha dicho tal cosa que me ha sentado fatal y yo le debería de haber contestado con otra y no lo he hecho

- A que me han bloqueado en wasap, y que habré hecho yo para que lo haga

- A una discusión tonta con mi pareja

- A que me duele aquí y seguro que tengo algo gravísimo

Cada vez que algo no te gusta te metes en un bucle del que no puedes salir. Vueltas y más vueltas, pensamientos que no puedes parar y cada vez te vas sintiendo peor. Te vas descargando de energía, acabas rayada y agotada, te echas la culpa y cada vez te vas sintiendo peor.

¿Te das cuenta de que todo este sufrimiento te los estás provocando tú misma?

Además, cuando te ocurre esto, te cuesta muchísimo estar en el momento presente, estar atenta a lo que está sucediendo y a disfrutar de lo que tienes. Porque estás en tus pensamientos, tu mente te ha atrapado y no te deja salir.

Por ejemplo, estás dando un paseo por el monte o por la playa, un día precioso de sol, un momento para disfrutar al máximo. Sin embargo, tu cabeza sigue dándole vueltas a aquella conversación con tu compañero de trabajo que no te gustó. Sigues imaginando que pasará el lunes cuando le vuelvas a ver, que te va a decir y cómo vas a reaccionar. Y esto te impide disfrutar del sol, del paseo, de la compañía y de ti misma. Y lo peor de todo...lo que estás pensando no existe, no ha pasado y es probable que no pase, está todo en tu cabeza. ¿Eres consciente de que te estás creando problemas que ni siquiera existen?

Si te sucede esto, es muy importante que sepas:

- Lo que te hace sentir mal no es lo que sucede fuera, si no como lo gestionas tú. Tal y como tú lo piensas así te vas a sentir. A otra persona le puede pasar exactamente lo mismo, sin embargo, no le da media vuelta y se sentirá genial, disfrutará de su paseo y de su vida.

- Puedes seguir dándole mil vueltas y por ello no vas a solucionar el problema. Al revés, te vas a descargar y vas a terminar haciendo una montaña de un grano de arena.

- Tampoco vas a evitar que pase lo que tenga que pasar

¿Te has fijado el malestar que te estás creando tu solita? ¿Qué emociones estás sintiendo? Agobio, ansiedad, rabia, ira, tristeza...Incluso te costará dormir porque sigues dale que te dale....

¡AHORA VIENE LA BUENA NOTICIA!

Así como eres capaz de crearte tu propio malestar, también eres capaz de dejar de hacerlo. Solamente tu tienes el poder de influir en tus pensamientos, actitudes y emociones para sentirte bien interiormente. ¿Habías pensado en ello? ¿Eres consciente de tu poder interior?

Acabas de leer esto y he notado una sonrisa ¿Suena bien verdad? Porque empiezas a ver la luz...Llevas mucho tiempo con este tipo de pensamientos que no te hacen sentir bien. Ahora ya sabes que tienes el poder para cambiarlos. Es cuestión de tiempo y entrenamiento, pero ¡TU PUEDES! Y si necesitas alguien que te acompañe a conseguirlo ya sabes que puedes contar conmigo.

Ahora te voy a dar algunos consejos que te ayuden a dejar de dar vueltas a las cosas, pero la base de todos es la ACEPTACIÓN:

,- Acepta no puedes controlarlo todo:

No puedes controlar como se comportan las personas. Cada persona es como es y no puedes esperar que actúen de la manera que tu quieres que lo hagan para complacerte. Date cuenta de que, si tú no lo haces ¿Por qué lo van a hacer los demás? ¿Sería algo muy egocéntrico no te parece?

Además, sé consciente de que los comportamientos de otros, la mayoría de las veces no tiene que ver contigo, tiene que ver con ellos, con su estado de ánimo, con su situación actual, creencias y limitaciones. No te tomes las cosas personalmente (¿Recuerdas mi post de hace unas semanas sobre los cuatro acuerdos?)

No necesitas hacerlo todo perfecto, ni tenerlo bien organizado y bonito, ni encontrar la solución ideal. Deja que la vida fluya, libérate y pierde un poquito el control. Seguro que la vida te sorprende con cosas maravillosas que ni siquiera hubieras imaginado.

,- Dale a las cosas la importancia que tienen:

Empieza a mirar la vida con perspectiva y a relativizar. A darte cuenta de lo que realmente es importante y de lo que no. Hay gente que puede pasarse días sin dormir por una mala contestación de una persona o porque le han dicho algo que no le gusta. Empieza a pensar ¿Es esto realmente importante? ¿Voy a solucionar algo comiéndome la cabeza? ¿Me acordaré de ello dentro de unos años? Creo que este tiempo de pandemia nos está dando una buena lección para empezar a centrarnos en lo que realmente importa. Así que, por favor, vamos a dejar de darle vueltas a "tonterías".

,- Si hay algo en lo que no puedes influir, no le des ni media vuelta:

¿Para qué preocuparse por cosas que por mucho que tú hagas no las vas a cambiar? ¿Qué vas a conseguir? Me refiero a pequeñas cosas claro, por ejemplo:

Hacemos un drama porque estamos en un atasco y llegaremos tarde al trabajo ¿Qué conseguimos? ¡Nada! Solamente enfadarnos, estresarnos y sentir rabia y eso no va a hacer que el atasco pase. ¿Qué puedo hacer entonces? Hablo con el jefe, se lo explico y aprovecho el atasco para escuchar música o ese podcast que me interesa muchísimo y nunca tengo tiempo para oírlo.

,- Deja de ser víctima

Hay gente a la que le gusta ser víctima y rayarse con las cosas. Se han hecho adictos a la sensación que esto provoca. Lo que quizás no saben es que esta vibración baja atrae a personas y situaciones con la misma vibración (preocupaciones, problemas, malestar). ¿Quieres atraer cosas buenas a tu vida? Cambia de vibración y aléjate del victimismo.

Espero haberte ayudado. Pero ten en cuenta que este trabajo necesita tiempo y práctica así que no te exijas demasiado y no tengas prisa. Como siempre digo, estamos aquí para aprender y cuando empezamos a verlo así, la vida se convierte en un juego y es muchísimo más divertida. Te aconsejo que te pongas metas a corto plazo y prémiate cada vez que lo consigas, trabaja en todo esto poco a poco y verás cómo los resultados irán llegando.

Y si no sabes cómo hacerlo sola llámame, te acompaño para que puedas lograrlo. En mis sesiones este es un tema que se repite constantemente, lo trabajamos en profundidad, y los resultados llegan. Se trata de una nueva forma de interpretar la realidad que te ayudará a vivir de una forma mucho más feliz, serena y tranquila.

,,¿Te imaginas como puede cambiar tu día a día?

ABRAZO DEL ALMA.

Te invito a suscribirte a mi Newsletter para recibir los últimos artículos del blog. Sé la primera en saber lo que cuento.

Consent*
contacto
crosschevron-up